Buenas de nuevo,

Tras un periodo de inactividad, vuelvo de nuevo a la carga con el horno. La falta de algunos materiales han retrasado enormemente su puesta en marcha, ya que los quemadores tuve que cambiarlos por unos distintos, y no llegaron hasta el mes de octubre.

Debo explicar, que estos ultimos días he recibido algunas quejas por parte de vuestros antivirus cuando visitaban mi pagina blog, ya que les saltaa una protección. Debo decir, que no es debido a ningun virus, sino que hace unos meses instalé la versión Smartphone de mi blog, es decir, una plantilla especialmente pensada para teléfonos moviles con pantallas pequeñas. Esto ha ocasionado algún que otro quebradero de cabeza.

Quería pediros que cualquier defecto o problema que surja con la página, hacedmelo llegar cuanto antes (tal como ha hecho nuestro copañero afibonsai de bonsaisur.com.

Por cierto,el problema ya parece estar solucionado.

—–

Bien, vamos alla!!.

Esta vez he realizado los agujeros en las paredes de ladrillo ligero, y he alineado los dos quemadores.

Agujero de 50mm diámetro hecho con un tubo con estrías.

Como el ladrillo es muy blando, no hace falta una broca de vidia ni nada por el estilo, cogemos un tubo redondo de hierro o acero, le hacemos unos cortes con la radial y los doblamos ligeramente hacia dentro y hacia fuera par e inpar. En resúmen, estamos construyendo una broca de corona. Y va perfectamente.

Ahora cubriremos el horno con la fibra cerámica, con sumo cuidado de no respirar ni tampoco tocar directamente con las manos el polvo que ella misma genera al ser manipulada. Es importante usar guantes, unas gafas y una máscara con filtros.

Daremos varias capas al horno, en sentidos opuestos para que la fibra se acomode completamente. Y usaremos la misma cola que utilizamos para los ladrillos a modo de pegamento.

Primera capa de la fibra en el horno.

Perdonad por las fotos, pero son así de oscuras porque era de noche. La fibra genera mucho polvo al ser manipulada, el cual es áltamente tóxico. Si lo hacemos de noche, como hay una humedad mucho mayor, las partículas se depositan en el suelo y no siguen volando por el aire. Esto nos puede ahorrar algun que otro susto con niños o vecinos cercanos.

Detalle del cierre de uno de los dos pomos del horno.Aún por terminar de proteger con pintura.

Cierre de puerta

Para que el fuego entre en el horno, será necesario que el agujero quede libre de la fibra. Así pues con cuidado y con un cuter , haremos una cruz más o menos donde va el agujero , y con los dedos ampliaremos el mismo hasta que quede redondo. Más adelante, con el pegamento daremos alrededor para que la fibra quede aglutinada.

Agujero quemador izquierda

Una vez aplicadas las 3 capas de fibra cerámica de 128Kg/m3 espesor 2,54cm, y antes de poner el acero galvanizado, colocaremos las placas de silicato de calcio que me proporcionó un proveedor de Madrid. El silicato de calcio, aguanta unos 600ºC en la cara caliente y dará un toque final al asunto del aislamiento térmico. No es posible pegarlo, ya que se parece a la tiza, pero pondremos muy juntos y con la chapa final quedará compactado contra la fibra.

Usaremos una cinta de nylon para agarrar todo el sistema.

Aunque estéticamente queda feo, debajo de esta primera capa, hay 2 más, así que no creo que el calor se escape. Todo pegado con cola especial de fibra.

Ahora viene el momento de hacer los agujeros del quemador derecho e izquierdo. Para ello cortaremos el silicato de calcio con sierra y apartaremos con cuidado la fibra sobrante.

La fibra no se elimina, pues su espesor no es crítico.

 

En las esquinas va un remate de fibra para evitar que el hierro de funda.

Protección de los hierros verticales.

Una vez puesto todo esto, nos queda la chapa de galvanizado que recogera todo el conjunto y le dara la imagen de horno terminado, aunque aun nos queda mucho.

Vista lateral.

Realizaremos en este mismo lado un corte para alojar el quemador.

Corte lateral para hueco quemador.

Zoom de la zona, aun por terminar.

Lateral terminado, con una chapa que hace de embellecedor, para esconder las rebabas cortantes del acero. Hay que ir con mucho cuidado al cortar y manipular chapa de acero, pues es muy fina y corta casi sin que te enteres.

Acero galvanizado de 0,5mm

Hacemos una chapa que nos sirva de tapadera.

Lateral derecho terminado.

Ampliación de la zona.

La curva del quemador no es casual. En caso que el fuego retorne hacia fuera, el calor no derretiría el quemador, solo la campana del mismo, sin poner en peligro el gas y las bombonas.

¿ Esto va cogiendo forma no creéis ?

Falta techo, sonda pirométrica y lateral izquierdo.

Para la sonda haremos mismo sistema que con los quemadores, hacemos un agujero en la chapa, perforamos los ladrillos con cuidado y vigilamos que la fibra no nos venga a las vias respiratorias.

Proceso en 3 fotos.

Caña pirometrica 1800ºC tipo S

Aspecto externo

Por dentro del horno

 

De momento eso es todo. Queda la chimenea y la tapa del horno en general y queda algún que otro retoque de pintura. Las bombonas de propano ya están preparadas y a falta de pensar como hago la mirilla, el resto está todo hecho.

El objetivo es terminarlo antes de febrero del 2013, para empezar las quemas en primavera.

Seguiré informando.

Saludos

admin

Digg This
Reddit This
Stumble Now!
Buzz This
Vote on DZone
Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Kick It on DotNetKicks.com
Shout it
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

4 Comments

  • alejandro dice:

    Hola, para poder obtener los pdf,s
    Gracias, por compartir.

  • Alejandro dice:

    Hola Buen día, pregunta: porque agregaste tantas vueltas de fibra cerámica, las placas ? Porque no solo colocar las planchas de acero inoxidable directamente sobre los ladrillos con alguna separación?
    Mil gracias
    Ale

    • joshua dice:

      Cuando haces un horno, tienes que sospesar si quieres ahorrarte dinero en su construcción y luego gastarlo en bombonas de propano, o por el contrario, gastar un poco más de dinero en su construcción, pero tener un horno con menos inercia térmica y mucho más eficiente en cuanto a ahorro energético. Te explico:

      – Puse tanta manta térmica por dos motivos, el fundamental, era porque quería conseguir un buen aislamiento térmico y según mis cálculos hechos con un software de aislamientos térmicos, eran necesarios 50mm de grosos de manta de 128Kg/m3 para evitar que el calor escapara. concretamente el horno se hizo de ladrillos ligero JM26 (1300ºC), más 50mm de manta térmica cerámica , más 50mm de silicato cálcico. Todo ello emparedado por una fina chapa de hierro galvanizado que le da el aspecto final que tiene.
      La otra explicación al uso de tanta manta térmica (3 capas en el techo), era porque la que sobrase la tenía que guardar en una caja en el almacén, para no usarla nunca más, y preferí usarla en el horno que tenerla que desechar.

      Todo ello, me ha permitido construirme un horno con una capacidad de aislamiento asombrosa, paredes completamente frías (56ºC) cuando en el interior del horno hay 1250ºC. 2 bombonas de gas propano me duran 4 quemas completas y el inicio de una quema a baja, lo que considero un logro, por los datos que tengo de otros hornos de igual capacidad (0,25m3).

      La temperatura tras los ladrillos ligeros es de 650ºC aproximadamente cuando en su interior es de 1250ºC. Hize unas mididciones con sondas PTC entre las distintas capas de aislamiento, durante todo el calentamiento del horno, para observar donde se perdía más calor. Como verás , el ladrillo ligero aisla, pero no lo suficiente. Tras la manta, la temperarura era de 157ºC cuando en su interior es de 1250ºC y tras el silocato de calcio los 56ºC que antes he dicho.

      Espero que hayas entendido la explicación.
      Un saludo y gracias por ver mi blog.
      TxPtO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Bombax Theme designed by itx